Uno de los grandes problemas


Ya ha comenzado Septiembre, se dejan atrás esos días de playa y volvemos a la rutina diaria con nuestras bicicletas de un lado a otro de Sevilla.

Pero claro, ya empieza el fresquito, la lluvia y nos encontramos el carril bici que en vez de ir por el con nuestra bicicleta parece que vamos por el río navegando en una piragüa.
¿A qué espera el Ayuntamiento para ponerse manos a la obra? Ya solucionó en su día algunos fallos pero, ¿por qué no todos? ¿Cuántos ciclistas tenemos que tener una caida para que decidan arreglar este fallo del carril bici?

1 comentario/s. Deja el tuyo:

jorge dijo...

¿Y para que servirá la canaleta que tiene al lao el carril si todo el agua se queda en el mismo carril? jajaja