Por 50 metros


Ayer iba de camino al centro por la Macarena cuando veo a un vecino mio salir con su coche, lo saludo y el a mi.
No había recorrido ni 50 metros cuando lo veo aparcado, y mi vecino saliendo de una tienda de alimentación.
Cuando sale le pregunto y me dice que tenía que ir a comprar pan y leche y por eso ha cogido el coche.
Imagínense mi expresión al saberlo.
Nunca está de más decir que vivimos en una sociedad acoplada al coche, una sociedad de catetos en la que usamos el coche hasta para ir a comprar el pan, y nunca mejor dicho.

¿Por qué tener que contaminar? ¿Por 50 metros? Pues nada, sigamos contribuyendo al cambio climático.


Aqui tenemos la carta que nos envía Joaquín, un vecino de Sevilla asombrado por un hecho que le ha sucedido ayer, algo más que típico en Sevilla y más de alguna vez visto por más de uno.

Seguiremos informando

1 comentario/s. Deja el tuyo:

Jorge dijo...

La sociedad española es, en su mayoría, totalmente dependiente del coche, como ocurre en Estados Unidos, y no me extraña nada que seamos ya el tercer país con más obesos del mundo, por detrás solo de EEUU y Reino Unido. No me extraña, si para ir a comprar el pan o el periódico tenemos que coger el coche en vez de ir dando un paseo, o si te pilla algo más lejos, coger la bicicleta.