Cuidado con los robos

Carta recibida al buzón de correo: carrilesbicisevilla@hotmail.com

He de advertiros que tengais muchísimo cuidado al dejar las bicis amarradas en según que zonas de Sevilla (aunque realmente no hay ninguna que se salve).

Este martes por la tarde fui a la clínica veterinaria Conde de Bustillo y dejé la bici con su pitón bien amarrada (y sin el sillín) justo frente a la clínica y a 10 metros de un bar cuyas mesas exteriores estaban llenas de gente. Entré no más de 10 minutos y cuando salgo... ya no hay bici, solo la cadena destrozada, cortada.

Estoy seguro de que todo el mundo vio y oyó lo que pasaba, de hecho un chaval me dijo que habia visto como reventaban la cadena con un cortafrios... ¿y por qué nadie dijo nada, pegó un grito, avisó a la policia?

Por tanto reiterar mi recomendación de tomar precauciones extra con vuestras bicis: encadenadlas junto a otras si es posible, usad no menos de dos cadenas o antirrobos... pero no conteis con que un lugar transitado sea una baza a vuestro favor, pues la gente pasa olímpicamente de ayudar a sus semejantes.

PD: La bici es una Boomerang plateada plegable con el freno delantero "mordido" por unos alicates y un timbre negro de campana.



Como bien dice nuestro lector, tened cuidado al amarrar las bicicletas y ponedles más de 2 candados por su seguridad.

Mucha suerte para el y ánimo, seguro que encontrará la bicicleta. Por si acaso yo me daría una vuelta este Domingo en el Charco de la Pava.

Seguiremos informando

7 comentario/s. Deja el tuyo:

Anónimo dijo...

Resulta muy triste que se consienta la venta de bicicletas en mercatas, pues la mayoría, por no decir la práctica totalidad, son bicicletas robadas. Todos lo sabemos, la policía, que dicen "que no es tonta", también lo sabe. Entonces, ¿por qué se lo hace?, ¿Por qué no pide facturas, documentos de procedencia de la bici al vendedor-robador del Charco la Pava? En cuanto se acabase con esa venta, los robos de bicicletas quedarán prácticamente anulados, así de sencillo. Además de la ETA, -y me dirijo a los medios de difúsión, la policía debe proteger al ciudadano de a pie, no sólo a los políticos-, en el día a día, el robo, el navajazo, las agresiones a la propia policía por la delincuencia común (Mueren más policías por delincuentes que por etarras). Aun así, decimos como borreguitos que la ETA (a la que no defiendo ni escuso) es el principal problema que tenemos los españolitos. ¡Por favor, pensemos con criterio propio!, exijamos protección policial para los mortales de a pie en su día a día.

Juanjo dijo...

Es muy dificil ponerse todos los Domingos a pedir documentación de la bicicleta ya que a veces son cientos y el mercadillo dura 1 hora, hora y media.

Os aconsejo ue amarreis la bicicleta con 2 ó 3 pitones.

Un servidor le pone a su bici 2 pitones y uno de U y nunca me la han robado. (toquemos madera)

Un abrazo y enhorabuena por le blog.

Anónimo dijo...

Cuando se les controle legalmente de forma sistemática, dejarán de ser cientos, y serán decenas y luego tal vez ninguno. Si hay dejación, sí que será verdad que llegarán a ser cientos.

No se puede dar por perdida una cuestión que ni siquiera se quiere acometer por pasividad. Nuestra principal reivindicación en este tema ante las autoridades es exigir que la policía municipal se tome la molestia de requisar las bicis manifiestamente robadas, no lo veo tan difícil, las bicicletas no se pueden retirar en una manta como CD piratas, el botín es fácil de requisar.

Carriles Bici Sevilla dijo...

Normalmente llevo 1 pitón de los gordos. Cuando voy al centro no lo dejo en otro sitio que no sea Plaza Nueva.

Más que nada por la cantidad de ciclistas que pasan durante el día y es el único sitio que de momento no he oido que haya habido ningún robo de bicicletas.

Un Saludo

Anónimo dijo...

Creo que es muy buena opción registrarla, porque aunque no evita su robo, si dificulta su venta. Yo ya lo he hecho. Saludos,

Angel dijo...

echad un vistazo a esto

http://www.pedalibre.org/evitar_robos.htm

Anónimo dijo...

Lo de poner 2 ó 3 pitones a las bicis es una putada en todos sus ámplios significados, ya que te supone un peso extra que llevar para que ningún gracioso te joda robándote la bici.
Igual me pasé, pero el otro día, a medio metro de mi bici, con el pitón puesto, se acerca un bobo y comienza a hurgar el candado. Ante mi pregunta, y con toda la poca vergüenza, me responde que "he perdio las llaves y me voy a tener que ir andando al keli"
Reacción por mi parte? Facil. Reventarle en la cabeza el litro de cerveza que me estaba bebiendo con mis amigos.
Me pasé? Sí, pero porque no tenía más de un buche pegado, pero seguro que ese tio no roba más bicis; por lo menos mientras se acuerde que por eso le duele la cabeza.
Mano dura con los ladrones de bicis, sea la tuya o no. Verás como se dejan de tonterías.