Sevici busca publicidad para las bicis ante el aumento de actos vandálicos


Sevici busca publicidad para las bicis ante el aumento de actos vandálicos

N. Jiménez / J. Alonso

El coste de los abonos del servicio de alquiler de bicicletas empieza a no ser suficiente para afrontar los gastos de su ampliación y las pérdidas derivadas del aumento del vandalismo. JCDcaux y el Consistorio negocian ya ejecutar una claúsula del contrato para convertir las bicis en un nuevo soporte publicitario.

Aunque hay varias opciones sobre la mesa, hay dos propuestas en las que, según informaron varias fuentes, se basan las negociaciones para tratar de compensar las pérdidas de JCDcaux por el servicio de alquiler de bicicletas en la ciudad. Ambas están recogidas en el pliego de condiciones del contrato que fue firmado hace ya más de un año y medio entre el Ayuntamiento y la firma francesa. En primer lugar, la inclusión de anuncios en el guardabarros de las 1.832 unidades que hay en la ciudad. Es la posibilidad más factible y de la que ya se ha hablado. Supondría traer a Sevilla un modelo similar a que se aplica en otras capitales europeas como Viena y Zaragoza.

Esto evitaría además la segunda opción: la subida de las tarifas. En estos momentos, el abono anual cuesta 10 euros, y el semanal, cinco. Estos precios están por debajo de los que se aplican en otras capitales. Barcelona, por ejemplo, eleva a 24 euros el coste anual, aunque el semanal se queda en un euro. En Zaragoza los precios también son superiores –20 euros el anual y 5 euros el título de corta duración que sirve sólo tres días–. Y sólo Córdoba, donde son gratuitos, plantea un modelo distinto. El contrato prevé que la revisión de los precios se lleve a cabo el próximo mes de abril. En esas conversaciones se barajará la opción de elevar los precios una vez que el servicio está más implantado.

Aunque no está definido cómo se actuará, tanto el Ayuntamiento – a través de la Delegación de Infraestructuras para la Sostenibilidad– como la firma francesa JCDecaux tienen decidido que hay que articular medidas para resolver la actual situación. La empresa adjudicataria tiene en la publicidad su principal fuente de ingresos. De hecho, gestiona la mayor parte de los mupis y soportes publicitarios de la ciudad, un sector que se ha visto sensiblemente afectado por la crisis, lo que ha provocado una merma de sus ingresos, especialmente en los últimos meses.

A este factor, ajeno al servicio de alquiler de bicicletas, se une otro fenómeno que ha aumentado sensiblemente en los últimos meses: el vandalismo. Aunque las cifras se encuentran todavía al nivel de otras capitales, empiezan a ser ya preocupantes, ya que se sitúan al nivel –e incluso un poco por encima– de ciudades como París. Estas agresiones se producen sobre todo los fines de semana y han aumentado conforme se ha ido extendiendo la red de estaciones de alquiler.

Las cifras, como empieza a admitir ya el Gobierno, son preocupantes. Se registran una media de tres intentos de robo al día que además han provocado destrozos en las unidades al intentar sacarlas de los bolardos. Los vándalos han conseguido sustraer 1.233 unidades, de las que sólo se han recuperado 999, un 80%. El resto han tenido que ser sustituidas. Si se tiene en cuenta que en Sevilla hay 1.832 bicicletas, se puede concluir que la mayoría han sufrido un intento de robo o han sido sustraídas. Al margen de estas prácticas, también se han realizado numerosos destrozos. 153 bornetas, de un total de 1.832 han sido dañadas por el vandalismo.

Las negociaciones entre la empresa y el Ayuntamiento ya han arrancado. Y sólo queda ya por cerrar el plazo a partir del cual se busca una modificación del sistema económico de esta prestación que tenga el menor impacto sobre los ciudadanos, pero que permita la ampliación del Sevici.

El Correo

Enlace a la noticia


Publicidad, publicidad y más publicidad.

Señores de JC Decaux, lo que tienen que hacer es llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento de Sevilla e instalar una cámara de seguridad apuntando a cada estación.

Si el instalar las cámaras supondría subir el precio de los abonos y con ello me aseguran que no me tendré que ir andando buscando bicicletas porque las de la estación que tengo cerca están todas vandalizadas, aquí un servidor es el primero que firma.

Hay que frenar esta plaga de vandalismo que azota la ciudad. ¿Por qué no podemos usar un servicio por el que más de 90.000 personas pagamos, porque a un niñato se le ocurra destrozar la bicicleta para así aumentar el número de neuronas en su cabeza, ya de por si escasa de ellas?

Ayer mismo me encontraba una bicicleta de alquiler totalmente destrozada en mi barrio, era la 760. La cesta rota, la luz, el anclaje, la rueda, TODO DESTROZADO.

Se me ocurrió llamar a la policía local (pobre de mi), me dijeron que avisarían a los servicios que hubiera cerca. Después de una hora esperando iba a dejar la bicicleta amarrada hasta que casualmente pasó un trabajador de JC Decaux que tomó los datos de la bicicleta, la amaramos bien a un árbol y hoy daría parte para que se llevaran la bicicleta.

Como dice la campaña de Antena 3 y Onda Cero, aquí debería decirse lo mismo.

PONLE FRENO.....AL VANDALISMO INSTALANDO CÁMARAS.

7 comentario/s. Deja el tuyo:

Anónimo dijo...

Parece claro que las tarifas que tenemos no cubren los gastos propios del servicio, eso sin hablar de los destrozos vandálicos, motivo por el cual nuestro Ayuntamiento ha de aportar subvención económica. En mi opinión, y aunque ello me suponga un mayor desembolso, entiendo que deberían ser mayores. Y, por supuesto,subír también los abonos de corta duración, pues suelen usarse para paseistos turísticos de extranjeros que, obviamente, no contribuyen al erario municipal y sin embargo ocupan las bicis que, como vemos, suelen ser ya escasas.

kutaisov dijo...

No soy muy dado a estes tipo de especulaciones pero...

¿Acaso no era este el objetivo último del servicio? ¿acaso tarde o temprano no iba a ser un soporte publicitario móvil?

Es evidente que el servicio no se costeaba por si solo ni aún sin los gastos por vandalismo. Y como he dicho no soy muy proclive a estas "conspiraciones" pero precisamente esta me parece más que plausible y aprovechando esta ola de incidentes al final nos convencen a todos.

Saludos.

Anónimo dijo...

yo tambien estoy de acuerdo con Kutaisov, y no soy tampoco d elos que le guste pensar en conspiraciones.
J decaux, es una empresa de PUBLICIDAD no una ong que alquila bicis.
Su servicio, viene dado por ceder unas bicis, a condicion de poner sus expositores de publicidad, cerca de cada estacion.
En definitiva, y a fin de cuentas, no me parece mal que pongan publicidad en las bicis, si con ello mejora el servicio, pero se pongan o no se pongan, lo importante es acabar con el vandalismo endemico que aqui existe.
a veces nos abruman noticias de hombres que maltratan a las mujeres... y con una nueva ley pensamos que eso lo va acabar...pero no es asi...cuando se alguien se salta una norma, civica o de educacion, es el primer paso para que despues mate a una mujer, cometa un delito.. etc etc.
En definitiva.... el vandalismo es el primer paso para futuros delicuentes, asesino etc aprendan a no respetar las minimas conductas de convivencia....
pero en un pais donde recrimar a alguien te tachan de retrogrado o facha....lo llevamos claro...

bicivismo dijo...

Estoy de acuerdo con vosotros. Son malos tiempos para contar con unos principios sólidos de convivencia y conciencia social. Lógico, por otra parte, si tenemos en cuenta que nuestra sociedad está regida por la lógica capitalista de la competitividad, el interés privado y el dinero como motor de las acciones humanas.

No creo que se solucione el problema del vandalismo, pero sí estoy seguro de que seremos cilistas-anuncio de empresarios en breve.

Carriles Bici Sevilla dijo...

No estoy en contra de la publicidad en las bicicletas, no he querido dar a entender eso. Lo que no estoy de acuerdo es que se hable de la publicidad y no se hable de las cámaras de seguridad.

JC Decaux es una empresa de publicidad, si, pero con más de 90.000 clientes en Sevilla y no creo que les interese perderlos por no tomar medidas para evitar el vandalismo.

Esperaremos noticias nuevas

Un saludo

Anónimo dijo...

que pongan la publicidad que haga falta, que se negocie con el ayuntamiento respecto a camaras... pero q sos ususrios de sevici no tengamos que pagar los destrozos de unos "niñatos"

lifestraveller dijo...

LLevo ya unos meses leyendo este blog, que me mantiene entretenida y además informada de todo lo relacionado con la bici en Sevilla. Sin embargo, en ocasiones no logro entender el por qué se reclama de forma tan ferviente el implante de cámaras en las estaciones de Sevici. ¿acaso solucionaría eso algo?? Lo dudo. Pueden haber cámaras, lo pueden grabar y eso es un testimonio gráfico de lo que ha ocurrido en un determinado sitio a una determinada hora. Pero como prevención creo que no funcionaria. Porque desde que ocurriera cualquier cosa hasta que se personara una fuerza de la autoridad, los vándalos podrían huir sin mayores problemas (o eso creo yo). Tampoco creo que disuada a los posibles vándalos, puesto que si se ponen algo que les tape la cabeza no hay manera humana de reconocerlos. O voy más allá. Con usar un simple spray tapan el objetivo de la cámara y ya ni uno ni otro. Vamos, que lo que falta en esta ciudad es civismo. Y eso no se implanta con cámaras de seguridad, sino con educación. Pero claro, lo que hay es lo que hay y cómo remiediarlo se me escapa.

Saludos.