¿Cuánto tarda una bicicleta en ser robada en Sevilla?



Hace tiempo, a un publicista argentino se le ocurrió la idea de dejar una bicicleta sola en la calle, sin candado ni persona alguna cerca y comprobar cuanto tiempo tardaría en ser robada. Según él es una buena forma de medir la seguridad en las ciudades.

Este experimento se realizó en Buenos Aires y no se tardó mucho en ser robada. A Telecinco se le ocurrió hacer la prueba en tres ciudades españolas: Madrid, Barcelona y Sevilla.

Comprueben ustedes mismos cuanto tarda en cada ciudad española y comprueben lo que aquí en nuestra Sevilla tarda.

6 comentario/s. Deja el tuyo:

Anónimo dijo...

jajajjajajajja mujer tenia que ser!!!

Anónimo dijo...

Una duda que tengo. Cuando la reportera intercepta a la mujer, esta le dice que va a llevar la bici a la policía, señalando a Recaredo, como yendo hacia la Alameda donde se encuentra una comisaría de policía.

En cambio, la reportera le pregunta que si va a llevarla a la policía porque va hacia allí.

O la reportera no es de Sevilla o es tonta de por si.

Anónimo dijo...

Desde luego que poca verguenza tienen las televisiones de madrid en este caso telecinco, en madrid y barcelona no han especificado cuanto tiempo tardan en llevarse una bici y si se la llevarían pero que casualidad en sevilla esperan mas tiempo del normal en cuanto a las otras ciudades y ven como en 2 sitios distintos se la llevan, sinverguenzas!!

Ricardo dijo...

Ahora deberían hacer otra, con una cámara oculta por la noche apuntando a una estación de Sevici, para comprobar cuanto tarda una bicicleta en ser vandalizada.

Gran reportaje

Saludos

Anónimo dijo...

Aun asi es sorprendente que tarden 2 horas....yo esperaba que se la llevaran en menos tiempo.
Aun asi, eso no es un robo, en todo caso seria un hurto.

Anónimo dijo...

No, yo no le voy a echar la culpa a la televisión de Madrid. El problema que tenemos aquí no es pequeño ni me consuela el mal de muchos. No hay nada más que ver el trato que se le dan a las bicis de sevici para pensar que el problema lo tenemos nosotros.

Probici