La limitación de usuarios de Sevici (I)



Las declaraciones de Antonio Rodrigo Torrijos en las que anunciaba como posible medida una limitación de usuarios de Sevici ante la creciente demanda de usuarios ha sonado por toda Sevilla, desde un compañero de trabajo que se lo dice a otro hasta un periódico que se compra por la mañana y un abonado de Sevici ha leido lo dicho anteriormente.

Los diferentes periódicos de la ciudad ya sea Diario de Sevilla y el Correo de Andalucía se han hecho eco de estas declaraciones que hizo ayer Antonio Rodrigo Torrijos.

Por mi parte estaría totalmente en contra de la limitación de abonados a Sevici.
Según el propio Torrijos, un aumento del servicio como por ejemplo a 300.000 usuarios implicaría que no se pudiera mantener y perjudicaría a éste.

Lo veo normal pues actualmente el servicio que ya cuenta con 105.770 abonados se sostiene con lo justo, con bicicletas destrozadas por todas partes y con multitud de deficiencias, si llegáramos a los 300.000 abonados ya no habría ni bicicletas en las estaciones.

Entre la subida que planean realizar y ahora el querer limitar los usuarios de Sevici, cada día me defrauda más este servicio de alquiler de bicicletas.
Lo que debería Sevici es mejorar su servicio en cuestión de calidad, contratar más operarios y tomar las medidas pertinentes contra el vandalismo que sufre Sevici.

La asociación A Contramano ha emitido un comunicado con su opinión al respecto de la limitación de usuarios, que reproducimos a continuación:

Comunicado de prensa de A Contramano sobre la limitación del número de abonados de SEVICI

Ante la reflexión acerca de una posible limitación del número de abonos en Sevici, anunciada desde el Consistorio de Sevilla, la Asociación "A Contramano: Asamblea Ciclista de Sevilla", quiere hacer también la siguiente reflexión:

En la actualidad las más de 2.000 bicicletas del sistema Sevici realizan alrededor de 25.000 viajes diarios, a una razón de 12 desplazamientos por bicicleta. Ello supone, un total de 9 millones de desplazamientos al año. Estas cifras dan una idea no sólo del tremendo éxito de este servicio entre los ciudadanos, sino también de la enorme capacidad de este novedoso servicio de transporte público individual (como dato comparativo, diremos que el número total de desplazamientos / año previstos para la Línea I del Metro - a un coste muy superior para el erario público - es de 15 millones). Todo este volumen de viajes se realizan en Sevici a coste prácticamente cero, tanto para el usuario como para el Ayuntamiento.

Nuestra reflexión va en el sentido de que, una vez comprobado el éxito de la iniciativa y sus posibilidades como transporte público, el Ayuntamiento debería plantearse, en vez de poner límites a la expansión del sistema, estudiar el mejor modo de seguir fomentando dicha expansión. Es posible que el actual modelo de gestión, mediante concesión a una empresa a cambio de espacios publicitarios en la ciudad, esté llegando a sus límites. O quizás no. Pero, incluso en caso de que ello fuera así, lo que habría que plantearse es un cambio en el modelo de gestión, posiblemente con mayor implicación de las administración pública, pero en ningún caso poner límites a la expansión del sistema de transporte público mas exitoso, barato y ecológico que se ha experimentado en nuestra ciudad.


Como pueden ver, las respuestas a esa posible limitación de usuarios de Sevici no se han hecho esperar, además de los periódicos, en algunos foros y blogs de esta ciudad este es el asunto a comentar actualmente.

Esperemos pues leer en los próximos días otras declaraciones anunciando una mejora del servicio en el nuevo contrato que firmarán JC Decaux y el Ayuntamiento de Sevilla, además de una ampliación futura de la red dde 250 estaciones de Sevici, pero claro está, esto es algo que querríamos todos, pero nunca se sabe, así que estaremos atentos ante cualquier novedad respecto a este asunto.

4 comentario/s. Deja el tuyo:

Anónimo dijo...

Tampoco me parece lógico que pongan límite de usuarios, pero en cualquier caso, creo que se le debería dar otro enfoque al sistema de Sevici. Para mí este servicio es bueno para hacer trayectos puntuales...digamos, para por ejemplo cuando sales de noche y no sabe si regresarás en casa en coche de algún amigo o no, para ir al centro a hacer alguna gestión y olvidarse del coche, etc. Ahora, una cosa es eso (un medio de transporte de apoyo) y otro muy distinto es hacerlo un medio de transporte habitual...como para ir al trabajo todos los días etc. Cuando me aboné, podía coger todos los días bici desde la estación más cercana a eso de las 8-9 de la mañana. Ahora si no vas antes de las 7:45 ni de coña encuentras bici y encima tienes que hacer cola. Pierde todo su sentido, entonces. Sevici es un buen método para que los ciudadanos se familiaricen con el transporte en bici y cuando vean los beneficios de éste, que tengan su propio vehículo (que además, como no requiere infraestructura como bornetas, etc, es más ecológico)...y así usar de forma esporádica Sevici. Como digo, de apoyo. Eso es lo que hago yo, y ese creo, tiene que ser el espíritu del servicio. Lo ideal sería que más y más gente use este servicio, que se compre su propia bici, y que al aumentar el número de ciclistas, se mejore a la vez tanto la infraestructura (aparcabicis, más carriles bici, semáforos) como la seguridad...

Me encantaría que esta ciudad tuviera la cultura de bici que tienen ciudades como Amsterdam o Copenhague y espero que en 30 años sea así y que no se haya estancado.

Anónimo dijo...

Es una lástima pues este servicio que antes prometía muchísimo se ha ido perdiendo con el tiempo y como has dicho ahora se usa para cosas puntuales cuando debería ser al revés.

Yoritomo Dayu dijo...

Pues tengo que estar en desacuerdo con las dos opiniones anteriores. Por los comentarios que leo por internet parece que soy algún tipo de extraña excepción, pero utilizo Sevici diariamente para todos mis desplazamientos.

Anónimo dijo...

Lo que sí creo que debe ser una medida inmediata es no seguir inflando la bolsa de abonados hasta tanto no se arregle el desbordamiento que acutalmente tiene el servicio. Creo que, al igual que ocurre con tantas otras cuestiones, atascos, colas, Feria, S.Santa, etc etc etc, el problema está en la masificación de la urbe, en la insalubridad de una ciudad superpoblada. Ese es el problema, no nos engañemos. Al menos deberían adoptarse medidas para evitar que se siga edificando a troche y moche en la metrópolis atrayendo más y más población ¡Qué disparete por Dios!