Reportaje de Eroski-Consumer



Este es reportaje que Eroski-Consumer ha realizado en 18 ciudades españolas respecto a la movilidad en bicicleta por sus carriles bici, el servicio de alquiler de bicicletas y demás.

Sevilla

Sevilla es una de las pocas ciudades que promueve la bici como medio de locomoción urbano

Cuenta con 84 kilómetros de carril bici, la ciudad con la segunda red más extensa del estudio. El servicio de alquiler de bicicletas es uno de los más sobresalientes del informe. El único punto débil de la capital andaluza tiene que ver con la insuficiente dotación de aparcabicis hallados en los recorridos

La bicicleta es, en nuestras ciudades, un medio de hacer deporte, no una alternativa real de transporte. Así lo ha constatado CONSUMER EROSKI en el estudio que ha realizado en 18 capitales de nuestro país. Por un lado, ha analizado 37 carriles bici y 11 servicios de alquiler público de préstamo de bicicletas en 18 ciudades del país: A Coruña, Alicante, Barcelona, Bilbao, Córdoba, Granada, Madrid, Málaga, Murcia, Oviedo, Pamplona, San Sebastián, Santander, Sevilla, Valencia, Valladolid, Vitoria y Zaragoza. Por otro lado, ha remitido a los ayuntamientos un cuestionario para conocer el equipamiento con el que cuentan para favorecer el uso de la bicicleta, como la dotación de carriles bici, de bicicletas de alquiler público, de aparcabicis o la compatibilidad con el transporte público.

En el caso de Sevilla, la dotación de infraestructuras ciclistas superó el examen al lograr un 'bien' (superando el 'regular' de la media nacional).

Esta nota demuestra que la ciudad se esfuerza en promocionar la bicicleta como un medio de transporte útil, sostenible y alternativo al coche; sin embargo, al gobierno municipal aún le queda camino por recorrer, especialmente en materia de aparcabicis. Pese a todo, Sevilla obtiene en el estudio de la revista muy buenas notas en su sistema de préstamo de bicicletas así como en la señalización de las sendas ciclistas y en su mantenimiento (valorados con un 'muy bien' y un 'bien', respectivamente).

La red de carril bici de Sevilla tiene una longitud de 84 kilómetros, lo que representa un kilómetro por cada 8.323 habitantes. La capital hispalense cuenta en total con 119 aparcabicis destinados al estacionamiento de unas 1.428 bicicletas, el tercer mejor dato de todas las ciudades incluidas en el informe. Además, Sevilla tiene un punto positivo en materia de intermodalidad, puesto que se permite subir la bici, plegada eso sí, en el autobús urbano.

Para comprobar el estado de los bicicarriles, los técnicos de esta revista tomaron como referencia tres vías de este tipo: desde la calle Eduardo Dato al parque de Amate; desde el parque de Maria Luisa hasta la ronda de circunvalación SE-30 y, por último, desde la ronda de Triana al puente de las Delicias. Durante estos recorridos, se constató el buen estado general en que se encontraban, un 'muy bien', además de la correcta señalización de estas sendas específicas para ser usadas por los usuarios de bicicletas. Sin embargo, las mayores carencias se comprobaron a la hora de evaluar los aparcabicis encontrados en estas zonas, logran la puntuación más baja (un 'muy mal').

La mayoría de los tramos de estos carriles estudiados formaban parte de la acera y tan sólo unos pequeños tramos discurren durante un tiempo por la calzada, separado convenientemente, eso sí. La señalización, por su parte, también es muy buena y abundante: señal específica para ciclistas, pavimento diferente y de distinto color, marcas viales en el suelo?Similar era la situación en el caso de los cruces que se encontraron y analizaron. De los 45 hallados (15 por cada ruta), sólo uno no contaba con ninguna señalización, y en ninguno se hallaron semáforos específicos para ciclistas. Sin embargo, en las intersecciones en las que sí existían otras indicaciones: se observaron semáforos específicos para vehículos a motor y para transporte público, marcas viales en el asfalto, señales de ceda el paso o STOP, pasos de peatones y badenes.

Los carriles analizados en la capital andaluza se encuentran en un estado sobresaliente: nada de irregularidades en el firme, apenas algún que otro socavón, pequeñas muestras de suciedad, alcantarillas correctamente colocadas, la pintura de las marcas viales no era resbaladiza y estba perfectamente definida.

Por su parte, en una de las tres rutas examinadas, los técnicos pudieron comprobar cómo 4 vehículos permanecían estacionados en él. Esta vez en los tres se hallaron hasta 65 peatones que caminaban tranquilamente como si de la acera se tratase.

La seguridad de los ciclistas es uno de los principales motivos de preocupación para todos aquellos que optan por emplear este medio de transporte alternativo y sostenible. Así, en uno de los tres recorridos estudiados en Sevilla, se comprobó que, en ocasiones, el carril bici estaba demasiado cerca de los aparcamientos de automóviles y muchos viandantes cruzaban el carril bici sin mirar previamente. Prácticamente nadie llevaba casco (aconsejable en zonas urbanas) y también un escaso número disponía de elementos reflectantes para ser vistos.

Pero donde realmente necesita mejorar Sevilla es en la dotación de los aparcabicis. Sólo se encontró uno en los dos tramos recorridos. Era de superficie, no tenía sistema antirrobo y estaba completamente vacío.

Alquiler público de bicicletas

El sistema de alquiler de bicicletas instalado en la ciudad sevillana en el 2007 funciona de forma correcta y logra una valoración muy buena. Su sistema de funcionamiento es automatizado y funciona los 12 meses del año. Cuenta con 1.600 bicicletas y 160 puntos de entrega y recogida a lo largo de la ciudad (uno por cada 4.369 habitantes, de las mejores dotaciones del informe).

Estos datos se complementaron con una visita a cuatro puntos de alquiler de bicicletas. La valoración final de este servicio de préstamo fue muy buena en materia de infraestructuras e información al usuario. Por su parte en el estado en que se encontraron las bicicletas de préstamo no puede ser mejor: lograron un 'excelente'.


Los datos positivos que arrojan este reportaje son.

- Sevici logró una muy buena valoración en general.

- La señalización de los carriles bici es correcta

- Estado de los carriles sobresaliente.

Datos negativos

- Faltan aparcabicis por la ciudad

- Muchos coches aparcan en el carril bici

- Se encontraron 65 peatones andando por el carril bici

Para mejorar principalmente los 2 últimos datos (aunque yo me preocuparía más por el 2º) lo que hay que hacer es quitarles el polvo a las bicicletas que hay en urbanismo y destinarlas a la patrulla policial que vaya por los carriles bici.

Como curiosidad, el reportaje dice que Sevilla cuenta con 84 kilómetros de carril bici, cuando en realidad son 77 km bidireccionales, con un proyecto de ampliación de 40 km apróximadamente.

2 comentario/s. Deja el tuyo:

Eroma dijo...

Hay una cosa que no señalan en este informe, como es el caso de muchos de los tramos mal trazados donde a penas hay acera para el peatón o ni siquiera tiene acera porque es todo carril bici.

También dice: "La pintura de las marcas viales no era resbaladiza". Cierto que la pintura de las marcas viales no resbala, a no ser que esten mojadas, o lo este la pintura del carril, entonces se convierte en pista de patinaje.

El carril bici ha sido un gran acierto para la ciudad, pero hay que seguir mejorandolo en todos los aspectos.

Saludos :D.

Carriles Bici Sevilla dijo...

Coincido contigo en ello, cuando leí lo de que la pintura no era resbaladiza pensé que...en cierto sentido. Con ello se ve que han venido en verano y no en otoño-invierno cuando llueve y el carril bici es una pista de patinaje.

Como bien dices, el carril bici es un gran acierto y hay que mejorarlo, pero poco a poco se irá haciendo.

Un saludo ;-)